Ácido Glicólico. ¿Para qué sirve? ¿Qué es? ¿Cómo usarlo?

Cada vez son más personas las que adquieren productos a base de ácido glicólico y es que, dependiendo de algunos aspectos concretos de tu piel, puede serte de gran beneficio.

Cuando eres joven, tu piel tiene un gran poder de regeneración, sin embargo, con el paso del tiempo este poder va disminuyendo, apareciendo así poros dilatados, hiperpigmentación, arrugas, textura irregular etc. Entonces, el incluir un producto con principios activos cómo los Alfa-hidroxiácidos (AHA) en tu rutina de belleza ayudará a tu piel a recobrar este poder y, el ácido glicólico es para muchos (incluido para mi) el mejor de ellos.

¿Qué es el ácido glicólico?

Cómo tal, el ácido glicólico, que se obtiene de la caña de azúcar, pertenece a la familia de los AHA, al igual que el ácido cítrico, málico, mandélico o tartárico, con la gran diferencia que éste tiene una estructura molecular más sencilla, es menos denso que el resto, por lo tanto, es el que llega a la Dermis (capa de piel que está bajo la Epidermis, que es la más superficial) con más facilidad y es desde ahí donde trabaja con fuerza obteniendo así los grandes resultados que logra.

En los siguientes apartados descubrirás todo lo que debes saber sobre este gran ingrediente cosmético.

¿Para qué sirve el ácido glicólico?

  1. Exfoliación. Al cabo del día nuestro organismo acumula células muertas que se quedan impregnadas en tu piel, provocando una capa superficial con textura áspera, irregular e impidiendo que ésta se regenere. Lo que hace este ingrediente, principalmente, es una exfoliación despegando de tu piel estas células y permitiendo que tu piel se puede desprender de ellas fácilmente.
  2. Combate arrugas y falta de firmeza. Tiene la capacidad de estimular a nuestras células la producción de colágeno, cómo resultado tu piel ganará firmeza y disminuirá las líneas de expresión y arrugas.
  3. Previene y combate el acné. Al ser un exfoliante que despega las células muertas y llegar a dichas capas de la piel, también puede llegar al folículo piloso, reduciendo así la obstrucción de grasa de las glándulas sebáceas, por lo tanto, también es útil para combatir y prevenir los brotes de acné.
  4. Combate las manchas e ilumina la piel. Existen diversos factores que proporcionan pigmentos de más en nuestra piel, cómo manchas producidas por acné, daño solar, etc. que se almacena en la capa de células muertas. Pues bien, al deshacerte de esta capa, también combate las manchas y proporciona luminosidad a tu piel.
  5. Hidrata y protege. Al estimular la producción de colágeno y ácido hialurónico de tu piel, hace que le brinde hidratación, además de aumentar la barrera protectora natural de tu piel, evitando así su degradación.

¿Son todos los productos con ácido glicólico iguales?

Claramente no. Existen dos factores para determinar la eficacia del ácido glicólico. Por un lado, se trata de la concentración. Según el tanto por ciento de este ingrediente en la fórmula del producto tendrá mayor o menor poder.

Por ejemplo, los limpiadores faciales, suelen tener una concentración baja, entre un 5% y un 10%. Las cremas, (si deseas ampliar información, te sugiero que visites este artículo) una concentración media, entre un 10% o un 15% y los sérums o peelings químicos una más alta, entre un 20% o un 30% (si deseas conocer más, clica aquí). Esto determinará las veces que lo puedes usar. Por norma general, los limpiadores y cremas pueden usarse a diario. Mientras que los peelings es recomendable utilizarlo una o dos veces por semana.

El otro factor y más difícil de identificar en los productos cosméticos es el pH, a cuánto menos pH estén formulados, más ácidos serán por lo que se obtendrán resultados más rápidos. No obstante, con pH más altos (superiores a 3.5) también se acabarán obteniendo resultados, pero, en un espacio más prolongado en el tiempo.

¿El ácido glicólico es apto para todo tipo de piel?

Por norma general, la gran mayoría de pieles suelen tolerar bastante bien este ingrediente cosmético, sin embargo, en las sensibles o que padecen rosácea, pueden padecer reacciones irritantes.

Por otra parte, en la época veraniega es cuándo hay más riesgo de padecer quemaduras severas, ya que, al exfoliar tu piel, te la desprotege de los rayos Solares.

Yo te recomiendo utilizarlo de noche, sobre todo en invierno, que es cuándo el Sol es menos abrasivo, además de acompañarlo durante el día con una protección solar alta (la protección debe usarse siempre, aunque, con este tipo de productos, más todavía)

¿Si utilizo ácido glicólico, que más puedo o no puedo utilizar?

Una de las ventajas que tiene el ácido glicólico es que hace que otros productos penetren más profundamente en la piel. Por lo tanto, si utilizásemos otros exfoliantes más débiles como el ácido salicílico o humectantes cómo el ácido hialurónico, aumentaremos su potencia aumentando así sus resultados.

Sin embargo, si utilizas retinol además de glicólico, puede ser demasiado fuerte para tu piel. El retinol acelera la regeneración celular de la piel, de manera que, indirectamente también provoca una exfoliación y adelgazamiento de la capa externa de la piel, si a este factor, le sumas el glicólico, puede hacer que penetre demasiado y padecer algún problema serio.

¿Qué debo tener en cuenta para utilizar ácido glicólico de una forma segura?

A grandes rasgos, el ácido glicólico es un ingrediente bastante seguro, no obstante, existen una serie de indicaciones en las que hay que prestar especial atención y son las siguientes:

  • Utiliza protector Solar.

Siempre y más aun utilizando ácido glicólico en tu rutina de cuidado facial, utiliza protección solar alta (30 SPF cómo mínimo) para evitar quemaduras.

  • Tipo de piel.

Cómo te he comentado en otro apartado anterior, si tu piel es muy sensible, seca o padece de rosácea, debes tener especial precaución, por norma general, no es recomendable, pero, existen excepciones. Ante cualquier duda, consulta siempre a tu dermatólogo. El resto de pieles, normales, mixtas o grasas, pueden utilizarlo sin problemas.

  • Acostúmbrate a él.

Este factor es importante, tu piel debe acostumbrarse al glicólico, de esta manera lo tolerará mejor a medida que se vaya utilizando. Una manera sencilla de empezar, es con un limpiador, que suelen tener baja concentración y, a partir de ahí, aplicar productos con concentraciones más altas. Es muy habitual que las primeras veces que te lo apliques pueda producir un leve enrojecimiento o pequeño escozor, esto es normal, significa que está actuando.

¿El ácido glicólico tiene algún efecto secundario?

Aunque como te he comentado anteriormente el ácido glicólico es un ingrediente bastante seguro, existen varios tipos de efectos secundarios cómo:

  • Enrojecimiento de la piel.
  • Escozor/ picazón.
  • Descamación.
  • En el peor de los casos, lesiones cutáneas.

Para prevenir cualquiera de ellos, te aconsejo visitar a tu dermatólogo para que analice tu tipo de piel y pueda asesorarte de una forma segura el tratamiento ideal para ti.

Deja un comentario