Retinol. ¿Qué es y para qué sirve?

Si me preguntases cuál es mi color favorito, te diría que el azul que colorea el cielo o el océano, si me dijeras cuales son mis valores te diría que la honestidad y lealtad, pero, si alguien me preguntara alguna vez, qué principio activo elegiría cómo el mejor para combatir y reducir el envejecimiento de mi piel, le diría que, sin lugar a dudas, elijo el Retinol.

Es sobre el que más estudios se han realizado y el que mejor revierte y previene el daño que sufre la piel con el paso del tiempo.

No obstante, aunque se hablen maravillas de él (y las tiene) no todo es tan fácil y sencillo, también existen inconvenientes.

En las siguientes líneas descubrirás todo acerca del ingrediente estrella de la cosmética.

¿Qué es el Retinol?

Comúnmente se les dice Retinol a todos los derivados de la Vitamina A, pero, técnicamente, el Retinol se encuentra en la familia de los retinoides, habiendo entre ellos, diferentes tipos que trabajan de manera similar, pero con concentraciones y resultados distintos.

El Retinol cómo tal, es, de los que puedes adquirir sin receta, el que tiene mayor potencia sin ser tan abrasivo con la piel cómo el ácido retinoico, y sin ser tan suave cómo los ésteres de retinol, de ahí a que sea tan utilizado en productos cosméticos.

Dicho esto, puedo decirte a ciencia cierta que la descripción que mejor define a la cuestión de “Qué es el Retinol” es la de que es un principio activo, aquí nos referiremos en los productos cosméticos, capaz de atenuar líneas de expresión y arrugas, combatir el acné, minimizar poros o iluminar y suavizar la textura y apariencia de tu piel.

¿Cómo actúa el Retinol?

Una característica que tiene este principio activo es su bajo peso molecular, esto hace que pueda penetrar hasta la Dermis (capa de la piel que se encuentra bajo la Epidermis) y puede actuar sobre las células de la piel.

La otra, sin duda, es la capacidad que tiene de activar estas mismas células para, enviarles la orden de que se pongan a trabajar para generar piel nueva con los resultados que conlleva.

En el siguiente apartado, te muestro sus beneficios.

¿Qué beneficios tiene el Retinol?

Tal y cómo actúa, lo que lo hace tan grande al Retinol es que no solo sirve para tratar un problema en concreto, si no que aborda multitud de beneficios para ayudar a solventar multitud de problemas cómo:

  1. Reduce la apariencia de las líneas de expresión y arrugas al activar la producción de colágeno y elastina.
  2. Combate el acné gracias a la renovación celular, acelerando la exfoliación natural de la piel.
  3. Reduce puntos negros, poros dilatados y espinillas por el mismo principio de renovación celular.
  4. Ilumina gracias a que aumenta la densidad de los vasos sanguíneos.
  5. Hidrata al aumentar sustancias que humedecen la piel.
  6. Reduce manchas oscuras en la piel gracias al mismo poder regenerativo.
  7. Previene el envejecimiento cutáneo gracias a que bloquea encimas que degradan la salud de tu piel y por su efecto antioxidante.

Dichos todos sus beneficios, no es oro todo lo que reluce, también existen sus contras, como te detallo a continuación.

¿El retinol tiene efectos secundarios?

Habiendo hecho en el apartado anterior un preámbulo, la respuesta a esta pregunta es: Si no se hace con responsabilidad, si. Mientras tu piel se está acostumbrando, es común padecer:

  1. Sensibilidad al Sol.
  2. Irritación leve.
  3. Ligera descamación.

Estos síntomas son normales y no tienes que preocuparte, aparte, debe ser temporal. No obstante, si tu piel no está acostumbrada, el poder que tiene el retinol puede hacer efectos adversos cómo:

  1. Fuerte irritación.
  2. Descamación severa.
  3. Sensación de ardor constante en la piel.

Si tu piel presentara estos síntomas, interrumpe su uso de inmediato y dale un respiro, emplea cremas hidratantes por unos días y vuelve a utilizarlo más tarde, si vieras que sigues igual, acude a tu dermatólogo para que te asesore, puede ser que tu piel no tolere el retinol y no lo sepas. Tranquil@, no está todo perdido, existen alternativas cómo el Bakuchiol, pero de éste ya te hablaré en otro artículo.

¿Cómo debo aplicar el Retinol?

El activo rey en la cosmética, tiene varias peculiaridades y pasos a seguir. Aquí te las enumero:

  1. Tu piel debe acostumbrarse. Lo ideal es empezar con un producto de baja concentración. Un 0,1 o 0,2% sería suficiente para acostumbrarla sin provocar irritación.
  2. El Retinol debe utilizarse únicamente por la noche, ya que al renovar tus células y por consecuencia, exfoliar tu piel, ésta queda al descubierto, quedando así su película natural y protectora se más fina, por lo tanto, tu piel se volverá más sensible a la luz Solar.
  3. Durante el día, ¡¡usa crema protectora de amplio espectro por favor!! De esta manera te evitarás posibles desgracias.
  4. Combinar el tratamiento con un hidratante por lamañana, de esta manera, contrarrestarás esa sequedad que puede llegar a provocar.
  5. Haz una prueba de parche, pruébalo en alguna parte del cuerpo (la espalda es un buen lugar para hacerlo) durante una semana aproximadamente para asegurarte que no eres alérgico/a
  6. Utilízalo una cada dos o tres noches por semana, para aclimatar tu piel, una vez pasado ese tiempo, puedes ir aumentando su uso progresivamente.
  7. No lo utilices si estas embarazada o en período de lactancia. Aunque los estudios que hay acerca de ello indican que hay pocas probabilidades de que su uso tópico puedan transmitirse al feto/ bebé, tampoco lo excluyen, por lo tanto, es mejor evitarlo por si acaso.

Dicho todo esto, aunque puedas pensar que es tirar tu tiempo y dinero, créeme si te digo que no es así, yo empecé igual, siguiendo los pasos, con bajas concentraciones y ahora, después debastante tiempo, mi piel ha mejorado muchísimo en todos los sentidos.

¿Es el Retinol apto para todo tipo de piel?

Aunque el retinol sea más suave que otros tipos de retinoides, su uso no es aconsejable en pieles atópicas, muy secas, sensibles o que padecen rosácea, sin embargo, suele ser muy bien tolerada por las que son normales, mixtas o grasas.

Conclusión final.

Si decides probar productos con retinol, te animo a que lo hagas, sobre todo con prudencia y constancia, ya que no te va a funcionar si te lo aplicas cuándo te acuerdas o una o dos veces por semana.

Claramente, es de los mejores principios activos para prevenir o revertir el envejecimiento cutáneo.

Por otro lado, este artículo es meramente informativo para tratar de ayudar a personas cómo tú que desconocían este ingrediente cosmético, pero, cada persona y cada piel es un mundo y, quien realmente puede asesorarte debidamente es tu dermatólogo así que, es él el que te debe solucionar tus dudas y asesorarte el tratamiento.

Un abrazo y salud para tu piel.

Deja un comentario