Sérum facial. ¿Qué es? ¿Para qué sirve? ¿Cómo se plica?

Si has llegado a esta página, probablemente sea porque has descubierto que existen unos productos llamados sérum faciales.

Tanto si eres de las personas que siguen una buena rutina de belleza facial diaria cómo si no, probablemente te interese seguir leyendo la cantidad de beneficios que puede hacer un sérum por tu piel.

Antes de entrar en materia, déjame hacerte una pequeña presentación.

¿Qué es un sérum facial?

Un sérum facial es un tratamiento cosmético creado con un alto concentrado de principios activos y, por norma general, de menor peso molecular que las cremas, gracias a ello pueden penetrar hasta la dermis, la capa de piel que se encuentra bajo la epidermis, donde tan solo, pueden llegar a penetrar los ingredientes de las cremas faciales. Por lo tanto, son útiles para llegar donde sus compañeras de rutina no llegan.

Por otro lado, su textura es mucho más fluida, lo que hace que fácilmente sea absorbida por nuestra piel sin dejar, por lo general, residuos grasos.

No obstante, existen muchos tipos de texturas e ingredientes que pueden ser, o no, válidos para tu piel.

¿Para qué sirve un sérum facial?

Pues bien, hechas ya las presentaciones, entramos en materia del ¿Para qué sirven?

Hay sérums que son con textura oleosa, ideales para pieles secas, o ultra ligeras que están enfocados para pieles más grasas, pero, aparte de las texturas, están los principios activos.

Éstos son los que determinan si son los apropiados para tratar tu piel o no.

Beneficios:

  1. Por ejemplo, si observas que tu piel muestra líneas de expresión o arrugas, tal vez sea el momento de añadir a tu rutina uno que contenga retinol. Este es un derivado de la vitamina A, que se encarga de regenerar tu piel aumentando la producción natural de colágeno. Cómo resultados, disminuye la apariencia de arrugas y manchas de tu piel.
  2. Si tu problema es el acné, uno de los principios activos que te ayudarán sin dudarlo es el ácido glicólico. Realiza un peeling profundo en tu piel, regenerándola y ayudando con problemas de acné, grasa, puntos negros, manchas etc.
  3. Si deseas proteger tu piel, notas falta de luminosidad o piel apagada, existen otros con Vitamina C, es el antioxidante por excelencia y protegerá tu piel del deterioro natural causado por los radicales libres (moléculas que crea nuestra propia piel cuándo ésta se regenera y causan daño en las células sanas) además, es capaz de iluminar la piel devolviéndole un brillo natural.
  4. ¿Piel excesivamente seca? El Ácido hialurónico te funcionará bien. Es un componente que nuestro propio cuerpo genera que, aparte de hidratar por si mismo, retiene el agua de tu piel sin permitir que se evapore.
  5. ¿Sabías que también sirven para exfoliar y regenerar la piel? Para ello deberías utilizar los que contienen ácidos AHA o Estos se encargan de realizar una limpieza profunda eliminando puntos negros, ayudan a controlar las espinillas y eliminar imperfecciones.

Cómo puedes ver, ingredientes hay muchos, por esa razón te muestro esta tabla donde te relaciono los principios activos con los problemas que tratan respectivamente.

PROBLEMA A TRATAR:
PRINCIPIOS ACTIVOS MÁS EFECTIVOS:
Líneas de expresión y arrugas. Retinol o Bakuchiol para pieles sensibles, ácidos AHA, péptidos, vitamina C, EGF (factor de crecimiento epidérmico).
Iluminación y manchas. Vitamina C y E, ácido, glicólico, ácido dioico, ácido kójico, niacinamida (Vitamina B3), EGF, retinol.
Hidratación. Ácido hialurónico, Vitamina B5, ceramidas, EGF, aceite de rosa mosqueta, argán o jojoba, vitamina E aloe vera, glicerina.
Textura rugosa. LHA.
Firmeza y elasticidad. EGF, colágeno.
Acné, poros obstruidos. Ácidos BHA (ácido salicílico) y AHA (ácido glicólico, ácido cítrico, ácido láctico ..) LHA,  retinol, zinc, té verde.

¿Si utilizo un sérum facial, puedo dejar de utilizar cremas?

Rotundamente no. El sérum está creado para complementarse con la crema, ya que, aparte de tratar capas distintas de piel, lo que lograrás con la crema es sellar los principios activos del sérum y no permitir que se evaporen, obteniendo así, mejores resultados.

¿En qué momento se debe aplicar el sérum facial?

Justo después de tu limpieza y justo antes del contorno de ojos, en caso de no utilizar contorno de ojos, antes de tu crema facial.

¿Cómo aplicar un sérum facial?

Aplícate una gota en cada yema de los dedos, (con 3, 4 o 5 gotitas debes tener suficiente para cubrir todo el rostro) acto seguido, con las yemas de la otra mano, frótalo un poquito para aplicártelo en la cara.

Hazlo en dirección de dentro a fuera y ascendente, sin presionar demasiado. El objetivo es cubrir mínimamente toda la superficie de la piel con una pequeña y lisa película de producto.

Una vez hecho esto, déjalo absorber durante 5 minutos para, posteriormente, aplicar tu crema.

Espero y deseo que hayas encontrado lo que buscabas, si tienes cualquier duda o sugerencia, no dudes en escribirme.

Un fuerte abrazo y salud para tu piel!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja un comentario